Birmania, la Tierra de Oro y las mujeres jirafa, se abre al turismo


Por  Yazmin Evia

Valora este artículo
(0 votos)

La antigua Birmania, país de barcos dorados y fastuosas pagodas, es famosa por sus jardines flotantes, budas gigantes y por la imagen de los pescadores remando con el pie. Es una nación situada en el sudeste asiático que recibe apodos cariñosos como “La Tierra de Oro” o “Tierra de la Sonrisa”. 

Lo han considerado como una de las maravillas del mundo y se ha abierto recientemente al turismo con cierta normalidad. Su majestuosidad no deja indiferente a nadie.

Hasta hace muy poco, Birmania (o como se le conoce oficialmente: República de la Unión de Myanmar) ha sido un destino poco popular para la mayoría de los viajeros. Pero sus esplendidas tradiciones, sus pagodas y sus míticas “mujeres de cuello alargado” o “mujeres jirafa” fascinarán a cualquier visitante. 

Birmania es un país rico en jade, piedras preciosas, petróleo, gas natural y otros recursos minerales. En su mayoría la población es de etnia birmana. Otros grupos étnicos como los shan, karen y kachin representan aproximadamente un 30 por ciento de la población. La cultura de Birmania es una mezcla centenaria de influencias birmanas, chinas, indias y tailandesas. Esto se refleja en su idioma, cocina, música y arte.

En la capital Yangon existen bellos barrios coloniales, coloridos mercados y lagos tranquilos. En esa ciudad se encuentra una de las pagodas más bellas del país, la de Schwedagon. A Mandalay se le considera la capital cultural: con sus numerosos mercados y monasterios es eje de las rutas fluviales de China a la India, a orillas del Río Ayeyarwaddy.

Por si fuera poco la ciudad de Bagán, Patrimonio de la Humanidad, es un enclave excepcional con más de tres mil templos. El Lago Inle brinda interesantes mercados, jardines flotantes y una práctica muy curiosa de remo en el que se utilizan los pies. 

Pindaya es famosa por sus cuevas repletas de estatuas de Buda. En Kyaiktiyo se encuentra la Roca de Oro, coronada por una estatua al borde de un precipicio; y Ngapali se conoce por sus increíbles playas vírgenes.

Myanmar tiene frontera con la India, China, Laos y Tailandia. Posee muchas playas color esmeralda sobre la Bahía de Bengala y el mar de Andaman es sorprendente. 

Tan hermoso país tiene una de las más importantes zonas de biodiversidad en el mundo con 2.5 millones de hectáreas de selva. Esta última, es  hábitat de especies amenazadas a nivel mundial incluyendo tigres, leopardos, elefantes, tapires, osos malayos y Pitta Gurney (pájaro colorido que no se encuentra en ninguna otra parte en el mundo).

En 1851 Birmania fue incorporada al Imperio Británico de la India británica, eliminando al rey Meng-dan-Meng. Un tratado forzado de comercio anglo-birmano aseguró a los británicos el libre comercio por el río Irawadi. Este país consiguió la independencia de Gran Bretaña en 1948, que fue seguida por el aislacionismo  y el socialismo.

Como en muchos otros países, la República de la Unión de Myanmar ha enfrentado numerosos problemas sociales y políticos. Actualmente la cultura de Birmania está cada vez más occidentalizada (esto es muy notorio en áreas urbanas). Sin embargo, aún posee lugares fantásticos repletos de colores, aromas y sabores que estimulan la imaginación y los sueños. (@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 22:46 del 16 de Julio de 2014
LEÍDO 10168 veces




COMENTA