Joel Peter Witkin y la fotografia como espejo mecánico de la vida


Por  Janeth Quiñones

Valora este artículo
(0 votos)

Recuerdo la primera fotografía que vi de Joel-Peter Witkin, “CORPUS MEDIUS”, en la que se observa la mitad del cuerpo de un hombre colocada sobre una mesa a manera de bodegón. Desde esa vez me convertí en una admiradora y fan de la obra de Witkin, así que no dejé pasar la oportunidad de asistir el pasado fin de semana a la presentación del libro de la obra de los hermanos Witkin, a la cual acudió el mismísimo Joel-Peter.

Un hombre al que le gusta tomar agua mineral “S.PELLEGRINO” y al mismo tiempo un genio, con apariencia bonachona e imponente a la vez. De un humor simplón,  dejaba escapar carcajadas por cosas como olvidarse de tomar el micrófono para hablar.

 

Joel-Peter Witkin habló de la importancia de mantenernos siempre fieles a nuestras ideas y creencias, sobre tener una idea y llevarla a cabo sin importar lo loca que pueda parecer.                                                                                                                                       

Una de las frases que más me “llegó” de Peter Witkin fue: 

“Hay que bailar con ese otro ser desconocido dentro de nosotros mismos”.

Joel-Peter Witkin, el artista y genio que no fotografía el mundo, él crea su propio mundo.

 

Joel-Peter Witkin es un fotógrafo estadounidense cuya obra se ocupa de temas como muerte, sexo, cadáveres (o partes de ellos) y personas como enanos, transexuales, hermafroditas o gente con deformaciones físicas. Asimismo, su obra se distingue por la experimentación en el proceso físico de la fotografía. 

Joel-Peter tiene un hermano gemelo, Jerome Witkin, que es pintor. Ambos están exponiendo su trabajo en el Foto Museo Cuatro Caminos de la Ciudad de México, del 20 de febrero al 12 de junio de 2016. 

@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 11:28 del 16 de Mayo de 2016
LEÍDO 1005 veces




COMENTA