Huamantla se cubre de flores y aserrín de colores


Por  Yazmin Evia

Valora este artículo
(0 votos)

En el mes de agosto, flores y aserrín de colores cubren las calles del pueblo mágico de Huamantla en el estado de Tlaxcala. Sus pobladores con gran dedicación regalan tapetes y alfombras de flores para celebrar la fiesta patronal en honor de la Virgen de la Caridad. Las alfombras y tapetes pueden tener un costo de más de 50 mil pesos mexicanos (unos 3 mil dólares estadounidenses) y son consideradas verdaderas joyas del arte efímero.

La fiesta patronal se celebra durante el mes de agosto con muchas actividades para todos los gustos, pero es especialmente esperada “la noche que nadie duerme” que puntualmente se celebra cada año el 15 de agosto (así llueva, truene o relampaguee a decir de los pobladores). 

Sus orígenes se discuten pues algunos explican las similitudes con fiestas prehispánicas que conmemoraban fertilidad, lluvias y buenas cosechas; mientras que otros explican que la fiesta y sus tradiciones no tienen más allá de 141 años.

Los tapetes se utilizan como decoración sobre la cual transita la procesión que acompaña el recorrido de la Virgen de la Caridad de aproximadamente 10 km.

Los tapetes son composiciones de grecas que combinan formas geométricas y otras figuras inspiradas en la naturaleza como flores, mariposas y aves.  Los Huamantlecos se organizan por barrios para colaborar con tiempo o dinero y así continuar con la tradición que se heredó de los abuelos.

Las alfombras parecen pinturas al oleo pero están hechas con tierra de colores, son enmarcadas con cenefas de las más hermosas flores naturales, frutas y semillas. Los tapetes se elaboran aproximadamente en 12 horas. Todos los días del mes de agosto se realiza una alfombra diferente en el atrio de la Basílica de la Caridad. 

Se utilizan más de 25 variedades de flores como dalias, rosas, gardenias y girasoles. También se usan semillas, frutas de temporada, metales, vidrios, tierra, arena, piedras, aserrín, frutas, flores cultivadas, flores silvestres y diversos elementos que se recolectaban en las faldas del Matlalcueye. En la actualidad son más comunes las que se realizan de flores, aserrín y polvos finos.

El municipio de Huamantla recientemente fue nombrado pueblo mágico, y para muestra de la rica tradición cultural hoy podemos admirar los tapetes y alfombras que cada año se realizan por artistas que brindan su talento con alegría y mucha dedicación.

A la memoria de mi abuelo Guillermo... QDEP

 

Fotografías: mwrr777

PUBLICADO: a las 20:25 del 22 de Agosto de 2015
LEÍDO 2702 veces




COMENTA