Útil, fascinante, comunicativo y galante arte de Silbar


Por  Rolando Lino Mina

Valora este artículo
(0 votos)

Silbar es lenguaje humano. Una pequeña turbulencia provocada por la lengua, los labios y los dientes; que lleva y trae expresiones. También puede intervenir un dedo, las manos; u objetos tales como una hoja o incluso un silbato. La boca es de por sí una magnifica caja de resonancia, y en este caso es capaz de producir melodías fascinantes.

Algunas personas logran un potente silbido pellizcándose los labios o introduciéndose dedos en la boca. Chiflar se le dice en México a ese sonido que unas veces puede ser piropo, otras un “pitazo”, y hasta un decirle “suben” al microbús que va pasando. Algunos no “chiflan”, pero poseen un silbido tenue, melódico; que se forma con los dientes y haciendo pico los labios. Hay –también- muchos humanos que de plano no saben silbar de ninguna forma.

Porque los hay, quienes se van a la tumba sin inventar un silbido. Y aún cuando resulta complicado enseñarle a alguien a silbar, casi todos han creado silbidos aprendiendo de otros.

Las rechiflas sirven para repudiar espectáculos y discursos. Asimismo, existen algunos tipos de trabajo donde la comunicación con silbidos es lo más conveniente.  Silbar es también un lenguaje apropiado para comunicarse con los perros. 

En Gomera –una de las Islas Canarias- hay un lenguaje tradicional a base de silbidos, que cuenta con más de 4 mil palabras. Y en Estados Unidos y Canadá; un chiflido amistoso y aislado es magnífico para coronar una calurosa tanda de aplausos. En ciertos países de Europa del Este, se considera de mala suerte silbar de noche o en espacios cerrados.

Las silbatinas son comunes en el futbol; las luchas y casi todos los demás deportes. También se silba en el cine, cuando falla la película. Y por supuesto, existe el “silbido para fingir distracción”. 

Muchas canciones pop tienen un riff (melodía central) o incluso un solo a base de silbidos. ¿Cuál te viene a la mente? Yo pensé en “Jealous Guy”, de John Lennon. Los Beatles también tuvieron una canción con silbido; viene en el álbum “Let it Be” y se llama “Two of Us”. En el álbum “G N' R Lies” de Guns N' Roses hay dos canciones con silbido: la famosísima “Patience” y la menos conocida pero estupenda “One in a Million”.

 “Amorcito Corazón” es quizá la canción más famosa que se ha escuchado en México, donde el ingrediente clave es un silbido. Y cualquiera que tuviera conciencia plena de sus actos en los años 90, recordará el irresistible silbido de “Wind of Change” de los Scorpions. 

Los gondoleros de Venecia son especialmente buenos para los silbidos. Uno de ellos ganó en 2009 el concurso internacional que se organiza en esta materia. Ah, porque existe un certamen mundial de silbadores, y cada año hay un virtuosísimo campeón en la especialidad.

Silba en la regadera, al lavar el coche, mientras das un paseo, o realizando cualquier clase de actividad manual. Si no tienes silbido, quizá no sea demasiado tarde para intentar desarrollar alguno. Y algo bueno que jamás debes olvidar: el silbido es muy útil para elogiar la belleza de esa hermosura o ese galán que en este momento se encuentra a tu lado. (@ElAngelopolita)

PUBLICADO: a las 09:16 del 13 de Mayo de 2014
LEÍDO 3652 veces




COMENTA