Simo Häyhä, el francotirador más letal de la historia, defendió a su país de una invasión


Por  Rolando Lino Mina

Valora este artículo
(0 votos)

Desde el lanzamiento de la exitosa película El Francotirador (American Sniper, dirigida por Clint Eastwood) se ha hablado mucho acerca de este tipo de tirador de élite, que sirve a un ejército disparando con fusil desde largas distancias. 

Al fallecido Chris Kyle (personaje central de American Sniper) se le reconoce como el francotirador más letal de la historia militar estadounidense. Pero existe otro tirador al que se le considera el más letal en la historia bélica del mundo. Se llamó Simo Häyhä (1905 – 2002). 

La historia de Häyhä fue distinta a la de Kyle, pero la vivencia que hizo famosos a los dos tiene un común denominador terrible: la guerra

Prácticamente desde su incorporación a la milicia, Simo comenzó a ganarse una reputación como excelente tirador. Sin embargo, sus habilidades serían puestas a prueba en 1939, cuando Rusia invadió el territorio finés como parte del conflicto bélico conocido como Guerra de Invierno

Fueron apenas 100 días a finales de 1939 e inicios de 1940 cuando Simo impuso su marca. Oficialmente se le reconocen 505 bajas, aunque otras fuentes señalan que fueron 540.

Evitaba las miras telescópicas y prefería las miras de hierro por tres razones: le permitían ser un blanco más pequeño (el francotirador debe levantar la cabeza más alto cuando se utiliza mira telescópica); para aumentar la precisión (el vidrio de la mira telescópica puede empañarse fácilmente en climas fríos); y para minimizar el riesgo de ser descubierto (los reflejos en las lentes de mira telescópica pueden revelar la posición del francotirador).

Finalmente Simo fue herido en la cara por una bala explosiva del enemigo el 6 de marzo de 1940. El ejército ruso había hecho grandes esfuerzos por darlo de baja, pero todo parece indicar que el disparo que lo hirió fue realizado al azar

Simo falleció de muerte natural en un asilo de ancianos para veteranos de guerra (Hamina, 2002). Tenía 96 años

En una de sus últimas entrevistas (concedida en 1998) se le preguntó cuál era el secreto para llegar a ser un buen tirador, a lo que respondió: “Practicar”. También se le preguntó en esa oportunidad por el récord que lo hizo mundialmente famoso, y comentó: “Hice lo que me ordenaron lo mejor que pude”. 

@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 12:31 del 28 de Febrero de 2015
LEÍDO 20888 veces




COMENTA