Niños y Niñas Transgénero ganan derechos y generan controversia


Por  El Angelopolita

Valora este artículo
(0 votos)

En la actualidad existen niños y niñas que a partir de los tres años de edad advierten que su género no coincide con su cuerpo y apariencia. Después son diagnosticados con el trastorno de identidad de género. Con ayuda de especialistas reciben apoyo legal, medico y sicológico. Estos niños aseguran que buscarán por medio de cirugías, hormonas y ropa adecuada la apariencia deseada en la edad adulta.

Especialistas aseguran que los niños transgénero suelen repudiar sus genitales y desean que desaparezcan. Las niñas transgénero también reniegan de sus órganos sexuales: no quieren que sus pechos crezcan ni tener menstruación, anhelan tener pene y se niegan a orinar sentadas.

Cuando un niño empieza a identificarse como parte del género opuesto no se puede determinar si es algo permanente; por tanto la transición de género debe realizarse gradualmente y expertos recomiendan esperar a la adolescencia para cambios definitivos. 

Con la asesoría adecuada los padres de niños transgénero pueden apoyar de distintas formas en este largo proceso de búsqueda. Los niños transgénero optan por vestir o jugar con objetos propios del sexo contrario.

“La mayoría de los niños transgénero vive en la sombra, escondiéndose de un mundo que los considera fenómenos de la naturaleza. Rechazados por sus familias, crecen odiando sus cuerpos y se convierten en víctimas de depresión, abuso de drogas, violencia y suicidio” escribieron Alan B. Goldberg y Joneil Adriano en un extenso reportaje de ABC News.

Este tema es muy polémico ya que por un lado se ofrecen diversos tratamientos y por el otro los grupos defensores de derechos humanos argumentan que dichos tratamientos son equivalentes a terapias para “corregir la homosexualidad”. Otros grupos opinan que la infancia es una etapa muy temprana para elaborar un diagnóstico en la materia.

no debe considerarse una enfermedad sino una identidad sexual ante la que hay que actuar para evitar que los niños sufran problemas en su desarrollo físico y psicológico”, explica el psiquiatra infantil José Luis Pedreira Massa, uno de los coordinadores de la I Jornada La Transexualidad en la Infancia y la Adolescencia, en la Clínica La Luz de Madrid (España).

Jazz Jennings fue diagnosticado con el trastorno de identidad de género sólo a los tres años de edad. Hoy luce y actúa como una chica de 14 años de edad y espera someterse a una cirugía para cambiar de sexo a los 18 años. Contando su experiencia ha lanzado TransKids Fundación Arco Iris Púrpura para ayudar a otros niños con la misma necesidad. Jazz ha logrado fama participando en varias entrevistas televisivas y lanzando campañas a favor de los derechos de la diversidad.

Coy Mathis es una niña transgénero cuyo nombre sonó en todo el mundo cuando se dio a conocer que había ganado el derecho a usar el baño las niñas en su escuela ubicada en Colorado (Estados Unidos). La decisión fue tomada por la División de Derechos Civiles de Colorado luego de que la institución escolar a la que la niña asistía se negara a permitirle el acceso al baño femenino. Varios grupos consideran hoy esta decisión como un importante paso para los derechos de la comunidad transgénero.

la historia de Ryland Whittington también dio la vuelta al mundo. Ryland nació con anatomía de mujer, pero se siente varón. A sus seis años la pequeña se identifica como niño transgénero y cuenta con el apoyo de sus padres en sus planes para cambiar de género

PUBLICADO: a las 19:50 del 27 de Febrero de 2015
LEÍDO 2673 veces




COMENTA