Trabajadores e inteligentes son los burros; compañeros fieles del campesino mexicano


Por  Yazmin Evia

Valora este artículo
(0 votos)

Durante siglos, los arrieros y sus burros han recorrido los caminos de México. 

Los burros fueron la principal herramienta de carga, transporte y labranza de los campesinos mexicanos. Han sido utilizados en la minería, como fuerza de tiro; para transportar pulque, pan, leña y todo lo que se te ocurra.

Los burros son animales amistosos, trabajadores, inteligentes que son buenos compañeros en el duro trabajo agrícola y están muy arraigados en la historia de este país.  Ahora también están en peligro de desaparecer del territorio nacional.

En el censo Agropecuario del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI de 1991, reveló que en México había 1.5 millones de burros. En los años siguientes esa cifre fue disminuyendo y ahora calculan que hay apenas unos 500 mil burros en todo el país.

Muchos de quienes tienen un burro han asegurado algo muy curioso y poco sabido acerca de estos équidos: que rebuznan exactamente cada hora. Y por si este dato no fuera lo suficientemente sorprendente, los que han convivido largamente con estos animales afirman también que ese rebuznido ocurre 30 minutos después de la hora en punto; es decir a las 12:30, 13:30, 14:30, etc. Habrá que irse consiguiendo un burro de compañía para saber si tal afirmación es cierta (aunque quien esto escribe ha sido testigo de esta peculiaridad en varias ocasiones). 

A Otumba (Estado de México) se le reconoce por ser la cuna de la raza de burros que han poblado México. Tal fama se remonta siglos atrás, cuando los comerciantes compraban burros para transportar sus mercancías en la ruta entre Ciudad de México y el puerto de Veracruz. Burros de Otumba ganaron la reputación de ser los más fuertes de todo el país.

La feria nacional del burro se celebra en Otumba cada 1 de mayo con actividades como la coronación de la Reina del Burro, obras de teatro protagonizadas por jumentos, polo sobre burro, carnaval de burros, carreras de burros y disfraces para burros.

En Tijuana existen los llamados “burro-cebras”, “zonkyes” o simplemente burros. Estos asnos rayados que utilizan los fotógrafos para retratos turísticos en la avenida Revolución de la mencionada ciudad fronteriza, cumplieron en agosto pasado nada menos que cien años de existencia.

Los burros tienen una mala reputación dentro de la imaginería popular, pero en realidad son criaturas muy inteligentes y nobles según aseguran los campesinos. Sus hazañas han dejado una gran cantidad de refranes populares. 

Curiosamente en la frontera mexicana con Estados Unidos los burros vagan libremente, por lo que son considerados "burros salvajes" y se les considera una amenaza ecológica. Tristemente, los guardabosques de tales zonas están autorizados a disparar a todos los "burros salvajes", para evitar que crucen a su territorio. Marjorie Farabee (vocera de The Wild Burro Protection League) confirma este dato y declara que se ha montado una campaña local para salvar a los burros en Big Bend Ranch.

El chito es una botana de carne seca y salada, se come con gotitas de limón o en molito, aunque generalmente ya viene con chile piquín incluido. Los vendedores comentan que se hace con carne de res, borrego o chivo; pero las abuelas aseguran que está hecho con carne de burro y que está considerado una delicia desde los tiempos de Don Porfirio.

La modernización del campo y el abandono de nuestro mundo tradicional de producción agrícola, han traído consigo la progresiva desaparición de este equino doméstico que tanto ayudó a la construcción y producción en este país. 

"México sin burros seria como un México sin nopales", advierten.

 

Acerca de este amistoso e inteligente animal, el periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano escribió: 

Dio calor a Jesús recién nacido en el pesebre y así figura en las estampitas: posando para la foto con sus grandes orejas en primer plano junto a la cuna de paja.

A lomo de burro, se salvó Jesús de la espada de Herodes.

A lomo de burro, anduvo la vida.

A lomo de burro, predicó.

A lomo de burro, entró en Jerusalén.

¿Será tan burro el burro? (@ElAngelopolita

PUBLICADO: a las 22:31 del 04 de Noviembre de 2014
LEÍDO 12037 veces




COMENTA