Cempasúchil: color del Sol y perfume de la Muerte en una flor mexicana


Por  Yazmin Evia y Rolando Lino

Valora este artículo
(0 votos)

La flor de Cempasúchil (Cempōhualxōchitl) es nativa del territorio mexicano, y era cultivada y muy apreciada por los mexicas antes de la conquista. Fue desarrollada por generaciones de floricultores anahuacas que le otorgaron su emblemático aroma a muerte y un color que representa los rayos del sol.  Hoy es iconográfica de México y cultivada alrededor del mundo.

La flor con todo y su raíz, pétalos y tallo sorprende por su gran cantidad de usos y beneficios, pero sobre todo por su belleza y fragancia.

Una leyenda cuenta que en Malinalco las tumbas se adornaban con ramos de pequeñas florecitas amarillas llamadas Tonalxochitl. Por su color resplandeciente, se creía que estas flores poseían la habilidad de guardar en sus pétalos la energía de los rayos solares.

 

Los mexicas a su paso por el valle de Malinalco adoptaron esta tradición. Con el paso de los siglos transformaron la flor de Tonalxochitl en una flor con más pétalos, un aroma más intenso y un color mas resplandeciente.

Se logró la flor de Cempasúchil cuando los mexicas juntaron  en una sola flor veinte de aquellas pequeñas flores que hallaron en Malinalco, así decidieron llamarla cempohualxochitl, “veinte flores”. 

En México sólo florece después de la época de lluvias. Debe tener el tamaño justo unos días antes del 2 noviembre. Este cálculo debe ser exacto y cada año lo logran los campesinos mexicanos.

En México se han realizado 20 registros de variedades de Cempasúchil, pero los expertos estiman que potencialmente habría 30 mil variedades.

Desgraciadamente "las variedades mexicanas de Cempasúchil han ido desapareciendo", lamentó Miguel Ángel Serrato Cruz, investigador de la Universidad Autónoma Chapingo.

México tiene el 3% de la producción mundial, Perú el 2%, India con 20%, y China con el 75%.

A nivel nacional Puebla es el principal productor, seguido de los estados de México y Michoacán.

En Puebla el municipio de Atlixco ocupa el primer lugar estatal, ya que su producción atesora el 30 por ciento del total de la cosecha poblana de la flor Cempasúchil. 

En la industria textil usan el Cempasúchil como colorante para los tintes crema y amarillo; mientras que en la industria farmacéutica también se está utilizando para atacar enfermedades coronarias, prevenir el cáncer y problemas digestivos. También se usa como colorante en la industria cosmética, su raíz ataca plagas en verduras y además es deliciosa si se sabe cocinar

Asimismo, los pigmentos se utilizan en la industria avícola para darle un mejor color a la carne de pollo. Un pollo de talla comercial requiere en su dieta de 280 miligramos de flor de cempasúchil.

La empresa GLBT produce por sí misma en 6 mil hectáreas de flor de cempasúchil. Esta firma china tiene un centro de distribución de pigmentos en Celaya (Guanajuato)

El Cempasúchil se conoce con diferentes nombres alrededor del mundo como: clavelón de la india, clavel chino, marygold, clavel del moro, damasquinas, claveles turcos, rosa de la India, cempoal o flor de muertos. 

Es una planta con flores de color naranja encendido y amarillos pero también se pueden conseguir en colores jaspeados, muchas tonalidades de amarillos, naranjas y rojos, además de diferentes formas y cantidad de pétalos. Existen registradas 39 especies del mismo género y todas derivan del Cempasúchil de los mexicas.

Cada año como desde hace siglos disfrutamos de su emblemática belleza y aroma en los ofrendas de muertos en México. (@ElAngelopolita)

PUBLICADO: a las 21:00 del 23 de Octubre de 2014
LEÍDO 13672 veces




COMENTA